Camino Arbolantxa 57, 48004 Bilbao (Bizkaia)
Tel: +34 944 124 992 / Fax: 944 598 035

Alumnado del Centro Formativo Otxarkoaga visita la factoría AL-KO en Abadiño

Alumnado del Centro Formativo Otxarkoaga visita la factoría AL-KO en Abadiño

Centro Formativo Otxarkoaga- visita a AL-KO

La visita del alumnado del ciclo de Mantenimiento de Vehículos de Formación Profesional Básica del Centro Formativo Otxarkoaga a la factoría AL-KO tenía como objetivo principal conocer el proceso de fabricación y montaje de amortiguadores en una fábrica con tecnología punta.Centro Formativo Otxarkoaga- visita a AL-KO

La visita ha estado guiada por Javier Rivera, director de producción y jefe de mantenimiento.

La acogida y disposición ha sido extraordinaria. En su opinión se trata de generar sinergias entre fabricantes y centros de enseñanza dado que, a lo largo plazo, los objetivos son comunes. Ambos tratamos de cubrir las necesidades de la sociedad en un ámbito concreto. Desde distintos enfoques pero con el mismo fin.

En palabras de Javier Rivera: “del centro de formación saldrán los futuros técnicos que darán cobertura a las demandas del mercado de reparación de vehículos y desde AL-KO ponemos en el mercado elementos de suspensión, que necesitan los talleres para sustituir en los vehículos de sus clientes las piezas que han llegado al fin de su vida útil”.

La comunidad de intereses hace que esta visita ya esté en l agenda del próximo curso.

Dentro de la programación de actividades complementarias del departamento de Mantenimiento de Vehículos del Centro Formativo Otxarkoaga, la visita a AL-KO es una de las obligadas cada año porque permite al alumnado conocer de primera mano el montaje y fabricación de uno de los elementos que más importancia tiene en un vehículo.AL-KO

La sede de AL-KO en España está situada en Abadiano (Vizcaya). La planta data de 1975 y ha sido objeto de tres ampliaciones, entre los años 1995 y 2001, contando con una superficie superior a los 16.000 m2. En estas instalaciones, los amortiguadores de AL-KO siguen un proceso de fabricación en series cortas y medias basado en un criterio de flexibilidad.
El centro de Abadiano ha incorporado la robótica a la automatización de procesos.