Camino Arbolantxa 57, 48004 Bilbao (Bizkaia)
Tel: +34 944 124 992 / Fax: 944 598 035

Idoia y Nerea: empezar en PCPI y terminar… donde quieran

Idoia y Nerea: empezar en PCPI y terminar… donde quieran

Como ellas dicen, los dos cursos de PCPI (ahora llamada FP Básica) les sirvieron “sobre todo para madurar”. En esta maduración tuvo gran importancia el profesorado que les ayudó a “valorarme y a concienciarme de que con esfuerzo todo se consigue”, en palabras de Nerea.

FCT en Inglaterra

Uno de los momentos importantes de los cursos de Formación Profesional son las prácticas en empresa. En su caso se desarrollaron en Inglaterra. “Una de las mejores experiencias de mi vida, allí aprendí a buscarme la vida por mí misma, así como a conectar con personas de cultura e idiomas distintos”.

Terminados los dos cursos y conseguido el Graduado en Educación Secundaria Obligatoria, se les presentaba una nueva decisión importante de cara al futuro: ¿por dónde seguir? Desde el Centro Formativo Otxarkoaga siempre se apuesta por la continuidad en los estudios. Ellas tenían claro que iban a seguir estudiando. El dilema ¿grado medio o bachiller? El bachiller les asustaba pero aquí apareció todo lo aprendido en los dos cursos anteriores: constancia y esfuerzo. Con estas dos palabras como principios fundamentales “todo se puede llegar a conseguir”.

Y, efectivamente, constancia y esfuerzo han tenido premio: han terminado el bachiller.

Y, de nuevo, toca decidir. En este momento Idoia no tiene muy claro hacia dónde tirar. Nerea sí lo tiene decidido: “he aprobado la selectividad, por lo que el curso que viene voy a estudiar Ciencias Políticas en Leioa. Otra vez vuelvo a tener un poco de miedo, pero me he demostrado a mí misma que con esfuerzo puedo conseguir lo que verdaderamente quiero hacer”.
Idoia y Nerea recomiendan a todas esas personas a las que la ESO no les está yendo bien que sigan su camino, que inicien la FP Básica, porque les va a servir para remontar. De la charla con ellas se desprenden dos condiciones: elegir un centro con unas buenas instalaciones y con un profesorado implicado y, la segunda, no rendirse.

Ellas son ejemplo de superación y de que cuando se quiere se puede. Para ello hay que mantener las dos palabras: constancia y esfuerzo.